Taller de Tonallin en México: “La Senda del Guerrero”

LO PROMETIDO AMIG@S DE MÉXICO: Éste es el cronograma y detalles de la actividad conjunta con el maestro Ollinkauit Itzcuauhtli que llevaremos a cabo en Chiconcuac y a la que invitamos a quienes quieran sumarse. Incluye Tonallin, Temazcal y trabajo espiritual en Xochicalco, Cacahuamilpa y Teotihuacán.
“La Senda del Guerrero”
 
Taller formativo en Tonallin
 
Jueves 12 de octubre
• Desayuno.
• Introducción al Tonallin.
• Resumen del Tonalamatl y como se complementan.
• Explicación de las diferentes posiciones, primera parte.
• Comida.
• Explicación de las diferentes posiciones, segunda parte.
• Cena y meditación.
• Descanso.
 
Viernes 13 de Octubre
• Desayuno
• Visita Xochicalco
• Senda guerrera (Sensibilización).
• Clase de Tonallin en sitio.
• Regreso a Tonantzincalli.
• Comida.
• Conclusiones y resumen.
• Temazcalli.
• Cena opcional.
• Descanso.
 
Sábado 14 de octubre
• Clase Tonallin en Tonantzincalli.
• Desayuno.
• Visita Cacahuamilpa.
• Paseo por Taxco.
• Cena cierre en Tonantzincalli.
• Descanso.
 
Domingo 15 de octubre
• Visita Teotihuacan (opcional)
 
 
 
Las actividades se realizan en grupo. Los costos incluyen actividades, comidas (excepto la comida en Taxco) y zona para acampar. Si no gustas acampar, pregunta por precios en habitaciones dobles (costo adicional). Si ya tomaste curso Tonalamatl en Tonantzincalli, pregunta por tu promoción. No se incluyen traslados ni entradas a sitios. Los traslados los realizaremos en los coches de los que participemos y las entradas a los sitios son precios generales en algunos lugares con descuentos para estudiantes, maestros e Insen. Contribución: $3,300.00 MX Llevar ropa cómoda para hacer ejercicio, un paliacate, ropa para temazcal, cintas de frente y abdomen. Ropa blanca para ceremonia en Xochicalco. Llevar una ofrenda al lugar, esta de preferencia que pertenezca a tu lugar de origen, puede ser alguna planta, yerba, piedra, madera, etc. De preferencia biodegradable. También puede ser alguna flor o fruto. Algo fácil de transportar. Se puede llevar cuaderno para tomar notas.
 
Inscripciones: Magnolia Chávez
 
tonantzin_calli@hotmail.com
Celular Cuernavaca: (777) 253 3013
 
Pagos a:
 
Banco – Santander
Titular de la cuenta – Magnolia Chávez
CLABE – 014540605665135397
Número de tarjeta – 5579 0700 4384 9838
Número de cuenta – 60-56651353-9
 
Sede de la actividad:
 
 
 
Anuncios

¿”AZTECAS” SANGUINARIOS?: MANIPULANDO LA HISTORIA, HASTA APENAS UNOS MINUTOS ATRÁS

Casi, casi como un guiño irónico de mi destino personal, a pocos días de emprender un nuevo viaje a España en plan de continuar difundiendo el Conocimiento Ancestral en general y al frente de la primera Formaciòn de Guías de Temazcales en ese país en particular, hace apenas –como quien dice- “unos minutos”, el jueves  7 de abril, el Presidente de la Corporaciòn de Radio y Televisiòn Española (RTVE), nada menos, don Antonio Sánchez, pronunciò en una conferencia donde literalmente comparó a los aztecas con los nazis, reinvindicó en todos sus términos, sin un solo acto de contricciòn y sin que le temblara la voz la barbarie de la conquista como toda conquista- europea en América y literalmente quiso entronizar a esos Barones de la Guerra que fueron Hernán Cortés, Francisco Pizarro y otros como héroes de la “culturalizaciòn” y evangelizaciòn. Según su mirtada, la conquista de América sólo parece haber significado escuelas, hospitales e iglesias. Y elk giro casi cruelmente sarcástico de la situación es que dicta esta conferencia en… la “Casa de América” en Madrid.

Doy fe que cuando el hermano de camino David Conde Carranza me alertó sobre estas palabras facilitándome el enlace correspondiente en Youtube (https://www.youtube.com/watch?v=mgJg4waUhKU&feature=share ) mi primera reacciòn fue en realidad casi de desprecio. “Otro ignorante más”, me dije, hasta detenerme a reflexionar que, ignorante o no, quien detenta semejante cargo de responsabilidad mediática no puede permitirse este u otro tipo de afirmaciones sin, cuando menos, un asesoramiento previo. O una cuidada reflexiòn de las palabras. Salvo que de esas reflexiones surja, precisamente, la meridiana intenciòn de decirlo así y no de otra manera..

No pude, no puedo, permitirme caer en la violencia literaria y literal. Ni entrar en el debate estéril de “lo bueno” que toda conquista deja –siempre algo, siempre muy menor a los males que deja- Cualquier imposición por la fuerza nace mal parida. Y referir que “hay que contextualizar”, que “así es como se hacían las cosas” en esos tiempos no deja de ser una forma de justificación. Si precisamente “así es como se hacían las cosas”, entonces tenemos que ver en ese contexto cómo se hacían las cosas de ambas partes.

Y aquí está el quid de la cuestiòn.

Si se piensa en detalle, la justificación de los bemoles de la Conquista es más “políticamente correcta” en tanto y en cuanto se admita la “historia oficial” de un pueblo guerrero, sanguinario, en constante búsqueda de víctimas para sus masivos sacrificios. Para el ideario colectivo, lo malo hecho a los malos es menos malo. Y aunque se “contextualice”, diciéndose, por ejemplo, que esos sacrificios era “parte de la cosmovisión de ese pueblo en ese momento histórico”, desde lo profundamente inconsciente y emocional, otra vez, lo hecho a ellos parece “menos malo”. No será así, ciertamente, a quienes se detengan a reflexionar con objetividad en estas circunstancias. Pero el director de una corporaciòn televisiva no habla, precisamente, a ese grupo que se detiene a reflexionar con objetividad, sino a una gran masa consumista que responde a estímulos emocionales. Pregúntenle a Mel Gibson y su penosa “Apocalypto”, a los millones de dólares recaudados y a la cero crítica masiva que quienes pagaron esas entradas al cine han expresado.

Porque, ¿cuál sería la reacción de las masas si se institucionalizara la convicción que tales sacrficios humanos realmente no han existido o –cuando menos- fueron tardíos y esporádicos?. ¿Puede negarse que entonces, la reacciòn ante los dichos de este empresario de medios sería poco menos que de repudio general?. Está tan instalada en la sociedad lo que se cree una “certeza histórica” que los debates (y los sentimientos) continúan a partir de allí, sin cuestionarlo.

Y, sin embargo, parece que la realidad es otra. Tales sacrificios serían parte de la gran mentira que nos han contado durante cinco siglos, como he explicado aquí.

Una mentira tan instalada como la de la propia existencia de tales “aztecas”. Es patético –no se me ocurre decirlo de otra manera- que hasta muchos mexicanos hablan de sus ancestros como tales. Juegan al fútbol en el “Estado Azteca”, miran televisión en la “TV Azteca” y más, dando por hecho y casi con orgullo, que ese gentilicio les corresponde. Difícil es que se pregunten de dónde nace el término.

Y aquí llegamos a lo que, casi con timidez, diversos cultores del Conocimiento Ancestral están recuperando. Y que es el hecho que tal término (que en puridad significaría algo así como “indio sucio”) aparece recién allá por 1780, y mencionado por escrito tan tardíamente como 1801. ¿Y antes?. Pues que estos pueblos se llaman por sus propios patronímicos: nahuas, mexicas, tenochcas (por eso su gran ciudad era “Tenochtitlán”, tierra de tenochcas. De haber sido la “capital azteca” se habría llamado “Aztecatitlán”). Y si el término deviniera de la antigüedad histórica, pues “Olmecas”, ya que allí están sus raíces más remotas.

¿Y qué hay de aquellos dichos que se llamaban “aztecas” por proceder de una tierra mítica llamada “Aztlán”?. Otro mito. En ese caso –que no remite a fuentes históricamente comprobables- se habrían llamado “aztlanecas”  o “aztlaltecas”.. Parece un tema menor (qué les hace unas letras de más o menos en el nombre) pero siendo el “nahuatl” (la “lingüa franca” hablada en todo el Anahuac prehispánico) un “idioma de aglutinación” (donde los términos pueden ser descompuestos en palabras o prefijos con significado propio) el cuidado de la observación etimológica es fundamental. Y si “azteca” fuera, aún así, la degeneraciòn de un término preexistente, remitiría a un paraje que, siendo “Aztlán” “lugar de garzas”, sería sólo el nombre de un grupo étnico específico y no de toda una civilización. Conclusión: de una u otra forma, la “civilización azteca” nunca existió.

 De modo que la construcciòn de Antonio Sánchez es falsa por donde se la mire. (Él mismo cita a una historiadora, en su discurso, diciendo que dijo lo que, en una búsqueda prolija, resulta que nunca dijo). ¿a qué conclusión me lleva todo esto?. A que los dichos del Presidente de RTVE no son “casuales”, no es un “lapsus”, no es una “frivolidad”: es parte de una concepción programática de condicionamiento cultural sostenida, con los medios del momento, a través de los siglos. Y esto me resulta muy interesante, porque uno –yo- puede suponer que decirlo hace quinientos, cuatrocientos, trescientos años tenía como objetivo geopolítico el control sociopsicológico de masas subsumidas a un Imperio pero hoy, en que ese imperio ya no existe, que se sostenga –a través no solamente de discursos, sino de libros de textos, “convenciones periodísticas”, etc- significa que por razones que debemos considerar aún hoy sigue siendo necesario mantener a las masas en la ignorancia de la verdadera historia. Y ya no de una historia reciente, donde sus protagonistas –o intereses- aún estén frescos, sino de una historia casi sesquicentenaria. ¿Cuál puede ser la utilidad, hoy, en el siglo XXI, de persistir en que la sociedad piense respecto a la América precolombina como en el siglo XVI?.

Voy a correr el riesgo de resultar extremadamente simplista y reduccionista, y sin duda la explicación es mucho más compleja, más allá de mis luces intelectuales. Pero no puedo dejar de sentir, quizás más que razonar, que si se instalara en el ideario colectivo la “otra versiòn de la historia”, la de una América con una cosmovisión más genuinamente espiritual –que no “ecleciástica”- respecto de la europea, el renacimiento del lícito orgullo por la raza, la cultura, el empoderamiento de la propia historia cambiaría la “cosmopercepciòn” de las inmediatas generaciones. Pensemos en esto: en nuestra cultura “judeocristiana”, a los niños los formamos, en la preparación histórica, hablándoles de Roma, Grecia, quizás Egipto como referentes de la “cultura y la civilización”. Poderosas y mucho más arcaicas culturas, como la china, la india y la tolteca, apenas merecen algún párrafo rápidamente olvidado. Argumento: precisamente como nuestra civilización se construyó sobre raíces griegas y romanas –y, en todo caso, judeopalestinas-, eso es lo que se enseña. Pero, ¿qué ocurriría si en las nuevas generaciones inculcásemos la cuoridad penetrante en aprender sobre esas “otras” culturas, no sólo desde lo meramente, si se quiere, arqueológico, sino haciendo verdadera “arqueología del espíritu”?. ¿Qué pasaría si en consonancia con esas nuevas miradas, esas generaciones se preguntarán, exploraran esas “otras espiritualidades”, esas “otras sociedades” de las que devendrían ideas de organizaciòn política alternativas a la dicotomía “autoritarismo – democracia” que signa el pensamiento de nuestra civilización?.

Mi agradecimiento a David Conde Carranza, de España,  por facilitarme la info sobre RTVE, y al hermano, amigo y maestro Gerardo Alcántara, de México,  por compartir ideas y asesorarme en aspectos históricos.

¿QUÉ SE NECESITA PARA SER TEMAZCALERO?

tema1No dudo que unos cuantos se escandalizarán a la sola menciòn del título de esta nota. Aquellos, precisamente, que sea de buena fe o para mezquinamente cuidar su pequeño negocio han rodeado a esta venerable Medicina Ancestral de un halo de superfluo, exagerado e históricamente infundado elitismo.
De buena fe, porque hay quienes, quizás ingenuamente, dan por sentado que la versiòn de sus maestros o algunos Abuelos que llegara a sus oídos es “la” versiòn por antonomasia. Y de mala fe, aquellos –que los hay en estas tierras argentinas también- a quienes perturba la de pérdida de clientes. Donde la palabra “cliente” tiene varias posibles connotaciones. La de alguien que paga en dineros para acceder a un servicio (lo que no está mal, en tanto y en cuanto se esté conforme con lo que se recibe) o en otra clase de moneda: la adulaciòn, la veneraciòn, la subordinación no nacida del sano respeto a la sabiduría sino, en ocasiones, puestas al servicio del ego.

Impera en algunos lares que la preparación para guiar, “correr” (como se acostumbra decir en México) debe ser consecuencia de un larguísimo y, en ocasiones, doloroso proceso. Por ejemplo, ciertos integrantes del llamado “Camino Rojo” demandan como condiciòn inexcusable la “Búsqueda de Visiòn” y, aún, ser “Danzante del Sol”, esa ceremonia rediviva –porque recordemos que estando prohibida durante más de doscientos años, sólo fue recuperada a mediados de la década del ’60 del siglo pasado- donde tras largos días de ayuno completo los participantes cuelgan sus cuerpos ceremonialmente de garfios atados a correajes que cuelgan del llamado Árbol de Rezos. Sobre la profundidad conceptual de esa ceremonia ya he escrito aquí; no seré redundante. Pero proponer que la misma es condiciòn sine qua non para correr temazcales carece de fundamento alguno. Fundamento, dije, que no diatriba retórica, discurso que cualquiera puede enrevesar en palabras.
Podría invocar mis propios antecedentes y traer a colación las pláticas con mi maestro Francisco Jiménez, “Tlakaélel”, quien sin ser yo Danzante (sólo en una ocasiòn Águila de Fuego en una Danza del Sol) me estimulara a traer la práctica y difundir la Medicina en otras latitudes. Iniciativa que, por cumplirla y al deceso de este Abuelo, me significara el enfrentamiento radical con una cohorte que lo rodeaba en vida y que por algo así como un “quítame de allí esas plumas” no digerían que un extranjero tomara la iniciativa de la que ellos carecían. Es inevitable; a la sombra de todo roble pululan los hongos.
Los argumentos del abuelo Tlakaélel –que hago míos- tienen fuerte entidad: en primer lugar, esta Medicina Ancestral sólo requiere de tres condiciones: amor por ella, y experiencia y coherencia en su práctica y enseñanza. Para los fundamentalistas del “Camino Rojo” estará bien someterse a sus propias autoproclamadas exigencias, pero no puede refutar esta observación: si la práctica de la “Búsqueda de Visiòn” y ser “Danzante del Sol” fuera condiciòn inexcusable, ¿de dónde salieron los miles de temazcaleros y temazcaleras que en todas las latitudes de ese Ánahuac prehispánico, especialmente en la zona Maya, por su propia Tradiciòn ni realizaban Búsqueda de Visiòn ni practicaban Danzas del Sol?. Se me dirá entonces que reemplazaban las mismas por otros rituales iniciáticos. Pero si esto es así, entonces aquellas ambas dejan de ser condiciones inexcusables por definición.
En segundo lugar, considerando que tales ceremonias estuvieron prohibidas y no se practicaron durante esos doscientos años de prohibición ya señalados, ¿entonces los temazcaleros que perpetuaron la Medicina en ese par de siglos… qué?.

La vieja frase de “Cada maestrito con su librito” es, para este caso, perfectamente aplicable. Hay Abuelos que enseñan que sólo se puede correr un temazcal cumpliendo ese requisito. Y hay otros Abuelos que dicen que no es necesario. Por supuesto, todo desencadena entonces en una absurda (e infantil) guerra de egos, donde “mi” maestro sabe más, o es mejor, o es más honesto, que el “tuyo”. Este “foquismo chamánico” es inevitable en ciertos ámbitos, lo que demuestra que algunos pueden disfrazarse de indígenas, pero eso no los hace maestros. Y ni siquiera, discípulos sensatos.

Además, ese “mirarse el onbligo” como actitud de pretendido respeto a la Enseñanza inevitablemente conspirará en su contra. Siendo el ser humano (y la historia de los pueblos) un ente dinámico, nada que buscando perpetuarse tiene en la radicalizaciòn una opciòn sino, por el contrario, la garantía de su extinciòn. Sin caer en simplificaciones absurdas que desnaturalicen su espíritu esencial (como cierto “Chamanismo Urbano” de damas de buena posiciòn tocando tambores sobre la cómoda moquette de un apartamento con aire acondicionado pretenden) las adaptaciones son la clave de la supervivencia. Si así no fuere, por ejemplo, esos mismos supuestos “referentes” tendrían que guiar la totalidad de la ceremonia en náhuatl. Si lo hacen en el idioma local para comprensiòn de su público, esto es emergente de la adaptabilidad a la que me remitiera.

Es por estos considerandos que en su momento impulsamos el proyecto “Sembrando temazcales”, con el objetivo de difundir, concientizar, educar a la opinión pública sobre los beneficios de esta Medicina Ancestral, y nuestras Formaciones de Guías de Temazcal (la expresión “corredores”, repito, es sólo propia de México, y aunque algunos recriminan que no la usemos creo que no expresa claramente para otros públicos el espíritu de la cosa; no me veo a un temascal con patas corriendo por el campo y yo detrás de él) buscan transmitir, de manera didácticamente ordenada (sobre cuya capacidad tenemos acreditados más de treinta años de experiencias) los elementos teóricos y prácticos que hacen a la experiencia y vivencia del Temazcal y sus rituales asociados. Y el respeto se demuestra con la actitud de permanente aprendizaje. Hoy, sigo los pasos del hermano y maestro Gerardo Alcántara, quien me (nos) acerca a otros abordajes en la vivencia del temazcalito, aprendiendo con la fruiciòn y sed de saber de quien sabe que le falta mucho y a quien el Universo acercó a buenos maestros y mejores personas. A partir de allí, ya lo dijo Tlakaélel, es cuestiòn de amor y experiencia.

Tonallin (Yoga Tolteca): ¡Que el Conocimiento se expanda!

Durante los días 21, 22 y 23 de noviembre llevamos a cabo en nuestro “kallihuey” (sitio fundacional) de “Casa del Cóndor” en Pueblo Encanto, Capilla del Monte, provincia de Córdoba, Argentina, nuestro Primer Retiro de Tonallin, levantando alto el estandarte que nos entregara nuestro hermano y maestro Gerardo Alcántara de México para difundir el Conocimiento de los Abuelos. Un entusiasta y cálido grupo de hermanitas y hermanitos coordinados por el Temachtiani (Consejero) de este “kalpulli” (hermandad de Transmisión de la Sabiduría Ancestral) se dio cita para tres días de feliz y divertida convivencia, práctica grupal, Ceremonia de Temazcal así como excursiones a sitios intensamente energéticos de la regiòn, como Paso del Indio, Los Terrones y Ongamira.
Sirva la oportunidad para hacer llegar a tod@s nuestro agradecimiento por su compromiso y proactividad así como por la intensa fraternidad compartida. Y haciendo ya planes para próximos encuentros de igual emociòn.

Practicando movimientos de Tonallin

Practicando movimientos de Tonallin

Practicando movimientos de Tonallin

Practicando movimientos de Tonallin

Practicando movimientos de Tonallin

Practicando movimientos de Tonallin

Practicando movimientos de Tonallin

Practicando movimientos de Tonallin

Hermoso grupo

Hermoso grupo

Camino a Paso del Indio

Camino a Paso del Indio

Nuestro temazcalito nos espera.

Nuestro temazcalito nos espera.

Disfrutando la Ceremonia

Disfrutando la Ceremonia

Saludando al Abuelo Fuego. y orbs...

Saludando al Abuelo Fuego. y orbs…

TONALLIN: EL YOGA TOLTECA

Crédito de la imagen: Gerardo Alcántara

Crédito de la imagen: Gerardo Alcántara

En un trabajo que tiene ya varios años, publicado aquí, me dediqué a describir, primero el asombro y luego el entusiasmo que me había despertado interiorizarme sobre el profundo conocimiento que los Toltecas –así como muchas otras etnias del Anahuac prehispánico- tenían sobre los “cuecueyos”, centros energéticos en el cuerpo humano, de cada uno de los cuales depende el funcionamiento de ciertos órganos o determinadas actividades funcionales. La identidad con los “chakras” –hasta en su número: siete- es tan obvia que por un tiempo supuse si no se trataría de una tardía y oportunista “intoxicación” que en algún momento, quizás del siglo XX, algún avispado habría hecho, derramando sobre el respetable conocimiento ancestral americano conceptos del orientalismo. Y no, no era así. Estos “cuecueyos”, incluso, posiblemente se basen en filosofías aún más antiguas que las del propio Yoga.

Estatuilla olmeca en el Museo de Historia y antropología de México DF

Estatuilla olmeca en el Museo de Historia y antropología de México DF

No vamos a debatir aquí –aunque este debate se hace cada vez más necesario- si se trató de una influencia oriental en América o a la inversa. Fijemos nuestra atención en que el desarrollo de una práctica asociada al trabajo energético sobre el ser humano –esa “fusión” o “unión” entre los distintos planos que, precisa y hasta etimológicamente, propone la Yoga- preexistió en estas tierras, y algo de todo eso adelanté en mi trabajo sobre Inti Yoga. Y ya que nos remitimos al horizonte histórico y geográfico sudamericano, recordemos que entre Waris, Aymaras e Inkas el concepto de los centros energéticos también existiò, y fueron conocidos como “pojcpos”.
En ese trabajo mencionado –no me repetiré aquí- anticipamos a lectores que desconocían el tema sobre la práctica del llamado “Kinam”. Un tema ríspido para entendidos en el actual México, no tanto por la práctica en sí sino por ciertas aristas legales –y hasta policiales- que algunos de sus cultores han provocado. Incidentalmente, sirve para ubicarnos en el contexto de lo que desarrollaremos a continuación: el Yoga Tolteca (también practicado por distintos horizontes culturales del Anahuac) llamado “Tonallin”.

Palacio de Quetzalcoatl, Xochicalco. Típica postura de asana y mudra

Palacio de Quetzalcoatl, Xochicalco. Típica postura de asana y mudra

“Tonallin” significa “energía en movimiento”. Lo menos que puede decirse del término es que su elecciòn es acertadísima: eso es precisamente lo que uno experimenta apenas comienza a practicarlo. Su fundamento es elaborado: consiste en una veintena de “movimientos” (el término no es exacto si lo concebimos en forma coloquial, toda vez que una buena parte de los mismos consisten en meditaciones, pero como tales meditaciones implica también el “movimiento” de la propia energía, es en consecuencia absolutamente correcto), uno por día, y cada uno de los cuales responde a un punto cardinal. Asimismo, se identifican con un efecto, una acciòn, un área de expresión de nuestra vida. Y esta veintena (número que se corresponde con la duraciòn del mes en el Tonalpohuaui o calendario, y que se identifica con Cocodrilo, Viento, Casa, Lagartija, Serpiente, Muerte, Venado, Conejo, Agua, Perro, Mono, Hierba, Caña, Jaguar, Águila, Cóndor, Movimiento, Pedernal, Lluvia y Flor) se distribuye en esas cuatro direcciones cada una de las cuales, a su vez, correspondiente a una “esencia cósmica”. Quetzalcoatl, la Inteligencia, Tezcatlipoca (la Espiritualidad), Xipec Totec (la Vitalidad) y Huitzilopochtli (la Voluntad). Una vez más –aunque el desarrollo del concepto excedería los espacios aquí disponibles- es necesario repetir que estas “esencias”, identificadas por el clero del conquistador como “dioses” (y, como “meme”, repetido como un sonsonete aún por los textos escolares) remiten en puridad a manifestaciones de Ometeotl, la Divinidad.

Postura de TonallinEl gran aporte del Tonallin –y que me lleva entusiasmado a su práctica, con la iniciación al mismo que en su visita a Argentina nos diera el maestro y hermano Gerardo Alcántara– es que no se agota simplemente en una serie específica de ejercicios y posturas, movimientos y meditaciones: fija con precisiòn cuál es la práctica correspondiente a las energías propias de cada día y (asociado al Tonalamatl, u “horóscopo tolteca” –aunque la traducción pueda resultar un tanto irrespetuosa- ) cuáles son los distintos ejercicios, posturas o meditaciones que el practicante puede elegir hacer dependiendo de cuál energía de su propio Tonalamatl quiere potenciar.
Postura de TonallinNo lo tomen como una expresión profética –aún- pero auguro para el Tonallin un interesante crecimiento y expansiòn allende sus tierras originarias.

Los "cuecueyos"

Los “cuecueyos”

Crédito de la foto: Gerardo Alcántara

Crédito de la foto: Gerardo Alcántara

11894777_10153069299996430_2002019707_o

11889498_470626199764551_9025877534170384418_n

11910754_10153069299981430_256492522_n

11900523_10153069298071430_1446798509_o

Gerardo Alcántara

Gerardo Alcántara

YA LLEGA GERARDO ALCÁNTARA (Maestro en Toltequidad) A PARANÁ!

encuentroYA LLEGA GERARDO ALCÁNTARA A PARANÁ!. El conocido maestro de Toltequidad, originario de México, realizará un amplio panorama de actividades a partir del jueves 5 de agosto: conferencias, talleres, “siembra de nombres” (determinar el nombre espiritual de cada uno según sus energías de natalicio), “Amarre de Tilma y Huipil” (ceremonias nupciales según la Tradiciòn Tolteca, etc.). Toda la info en el Evento: https://www.facebook.com/events/480846965396326/ , por mail a: casadelcondorlatinoamerica@gmail.com o al celular 3434712890

LA SIEMBRA DE NOMBRE

SiembraLa Siembra de Nombre es una ceremonia ancestral en la que se presenta ante Tonantzin Tlali, La Madre Tierra, los rumbos y las energías presentes a una persona con su nombre místico, haciendo un compromiso primero consigo mismo y después con los elementos, las energías, la Madre Tierra, el Padre Sol y con las culturas ancestrales a expandir el conocimiento del Mexhicayotl y el Toltecayotl, de llevar el Huehuetlatolli, el mensaje de los Abuelos a todos los lugares donde se quiera escuchar y a estar en un compromiso día a día, por ser un Guerrero Tolteca, llevando los 4 acuerdos como base de su vida.
La Ceremonia se llama así porque literalmente, en presencia de cuatro padrinos, se ofrenda y siembra el propio nombre en el seno de la Madre Tierra en una ceremonia de aproximadamente una hora de duraciòn
Quienes así lo deseen, podrán pedir su Siembra de Nombre durante la visita a Capilla del Monte y Paraná del maestro Gerardo Alcantara
 

EL HORÓSCOPO AZTECA

CalendarioDebe comenzar este artículo por un sinceramiento intelectual: el llamado (mal llamado) Horóscopo Azteca ni es Horóscopo ni es Azteca (¿Porqué el título, entonces?. Es un reclamo de atenciòn; si lo hubiera llamado “El Tonalama Mexica”, contento que lo lean cuatro especialistas).

En realidad, es mucho más que eso. No es “horóscopo” porque el término (que en griego significa solamente “dar la hora”, por aquello de la hora de nacimiento) se asocia a la idea de predicciones y características de signos. Y no es “azteca” porque casi estamos tentados a decir (una mentira más de la “historia oficial”) que los aztecas… no existieron. De modo que de lo que estamos hablando debe ser llamado, con propiedad, Tonalama. El estudio de la energía de los días en la sabiduría Tolteca Mexica.
Aclaremos algunos conceptos. Aunque desde el “Billiken” a los libros de historia nos hablan de los aztecas como del pueblo guerrero y tirano del México prehispánico, lo cierto es que esa palabra (“azteca”) recién aparece publicada en el año tan tardío de 1801. Y era la forma despectiva de dirigirse a los aborígenes. Casi igual que, en estas tierras, los “tobas” (en realidad, la etnia Qöm) o los “comechingones” (que se llamaban a sí mismos “henia – Kâmiare”). Esas palabras (“tobas”, “comechingones”) eran, precisamente, términos descalificadores, cuando no insultantes, con que los criollos se referían a los indígenas tomando expresiones de sus propias lenguas autóctonas (cosa que los sindicados se sintieran aludidos y menoscabados). Eso pasa con “azteca” (palabreja que se instala en el “academicismo” siempre tan proclive a ser europeizante) fundamentándose en la leyenda que decían ser originarios de una tierra mítica llamada “Aztlán”, que, si así fuera, sería “aztlanecas” y no “aztecas”. Por cierto, la capital de los supuestos “aztecas” no era una tal “Aztecatitlán” sino –revisen cualquier librito de la primaria- Tenochtitlán, por ser tierra de tenochcas, su verdadero y original nombre.
Así que de lo trata este artículo, de su legado, tiene que ver con la cultura que lo origina, los Toltecas, y su difusiòn entre los “mexicas”. Y aquí suele haber otra confusiòn. Uno dice “mexica” y piensa en “México”. Tierra de mariachis, tequila y la virgen de Guadalupe. Pero ocurre que el nombre del país es el empleo tardío que los libertadores de esa naciòn, todos ellos masones de alto grado y por lo tanto, muy creyentes en las propiedades espirituales de ciertas acciones, tomando para ello el “nombre espiritual” que los ancestros daban a su territorio, cuyo nombre, diríamos político, era Anahuac. Y el esotérico, “Me – xi- co”, que significa “El ombligo de la Luna”. Porque creían que en esas tierras “anclaba” una especie de línea astral, un “cordón de plata” que unía la Tierra con Selene. Y de allí al término “mexica” que, por extensiòn, no define sólo a los originarios de esa nacionalidad sino a todos los habitantes del planeta. Porque se traduce como “ciudadanos planetarios” y por ello, mexicas somos todos.

Aclarado esto –que nunca está de más- pasemos al Tonalama, que da contenido y razón de ser a este artículo. Lo que el estudioso del mismo busca es determinar las “energías”, tanto del día de nacimiento de una persona como, por caso, de las que actúan en un día determinado, supongamos hoy. Definiendo así los “trece señores del día” y los “nueve señores de la noche”, el astrólogo tolteca sabe qué actividades serán más afines (o más dificultosas) para esa persona en un día dado pero, lo que es más importante, qué ejercicios, qué elementos de la Naturaleza, qué pasos dar para activar y potenciar sus energías naturales y así potenciar los resultados benéficos de sus acciones cotidianas. Es muy interesante señalar que los ancestros que practicaban esta disciplina enseñaban en relaciòn a ella, también, una serie de ejercicios físicos, llamados “Kinam” (que puede traducirse como el “Yoga Tolteca”) que mejora la energía de una persona en relaciòn a las energías tanto de su día de nacimiento como del día específico en que deciden aplicarse.

En Paraná

Desde el 6 al 10 de agosto, visitará Paraná, por invitaciòn de la Agrupaciòn Difusora de Sabiduría Ancestral “Casa del Cóndor”, el Maestro de Toltequidad Gerardo Alcántara, de México, tanto para brindar conferencias como talleres sobre Tonalama y Kinam. La idea es capacitar a los interesados locales para que éstos continúen difundiendo, aplicando y enseñando en Argentina, de manera absolutamente novedosa, estas enseñanzas milenarias. Alcántara se dedica desde hace veinte años al estudio de las Culturas Ancestrales mexicanas, siendo co – fundador de diversos centros de estudio en su país. Entrevistado para esta nota, da un ejemplo concreto: “Por ejemplo, hoy, 25 de Junio de 2015, corresponde al día chicome miquiztli (7 muerte) del Etzacualiztli (veintena de comer etzalli) del año yei acatl (3 carrizo). Es importante mencionar que la energía llamada miquiztli (muerte) no era vista como en la actualidad. La energía de miquiztli para los Mexhicas simbolizaba descanso, calma, reposo, introspección. Era un día para hacer meditación y contactar con los abuelos que ya estaban en el Mictlan y pedirles su consejo y su guía. Esto lejos de ser un rito ocultista, se realizaba con la plena conciencia de que todas las respuestas que buscas es mirando hacia adentro (meditación, introspección), ya que buscando en esa oscuridad podemos contactar con la memoria ancestral guardada en el ADN (el consejo de los abuelos) y obtener las respuestas desde el Ser.” Y continúa: “La importancia de integrar todos nuestros cuerpos era bien conocida por nuestras culturas ancestrales, alineaban sus puntos energéticos, meditaban para que su pensamiento fuera amplio y puro, además trabajaban el cuerpo con ejercicios, tanto estáticos como dinámicos, con el primero se fortalecían, con el segundo, se agilizaban. Todo esto gobernado por las energías que regían el día, mismas que las calculaban de acuerdo a la posición terrestre y a la posición de los astros, luna y demás planetas. Alimentación sana y dormir bien. ¿Tú qué haces por ti? ¿Cuándo empezaras a amarte, a respetarte, a cuidarte?”

Ceremonia Nupcial Ancestral

El “Amarre de Tilma y Huipil” es la antigua ceremonia Tolteca de matrimonio. ¿No pensaste en celebrar tu relaciòn de pareja con esta Tradición?. La hemos llevado a cabo en México bajo la enseñanza de Gerardo Alcántara, y se realizará, para quienes lo soliciten, también aquí, en su visita a nuestro país.

En Paraná y Capilla del Monte.

Informes: casadelcondorlatinoamerica@gmail.com

1

2

3

Celebrando

Padrinos ofrendando

Padrinos ofrendando

4

5

VISITA DEL MAESTRO EN SABIDURÍA ANCESTRAL TOLTECA GERARDO ALCÁNTARA A PARANÁ

Organiza: Agrupaciòn Difusora de Sabiduría Ancestral “Casa del Cóndor”
Coordina: Gustavo Fernández
Gerardo AlcántaraCALENDARIO ANCESTRAL TOLTECA Y KINAM (YOGA TOLTECA)

Como ya hemos anticipado, del 5 al 10 de agosto estará en nuestra ciudad Gerardo Alcantara , acreditado difusor de la Sabiduría Ancestral Tolteca (Toltequidad), por expresa invitaciòn de la Agrupaciòn Difusora de Sabiduría Ancestral “Casa del Cóndor”. El cronograma de actividades previstas es el siguiente:

JUEVES 6 De agosto, 20 hs:

CONFERENCIA audiovisual “Sabiduría Ancestral Tolteca”. En el l Museo Histórico de Entre Ríos Martiniano Leguizamón, Buenos Aires y Laprida, Paraná. Entrada gratuita.

Viernes 7: De 20 a 23 hs: Primer módulo de Kinam (Yoga Tolteca)
Sábado 8:
De 9 a 13 hs: Segundo módulo de Kinam (Yoga Tolteca)
De 16 a 22 hs: Taller de Tonalamat (Calendario Tolteca)

Domingo 9:

De 16 a 19 hs: Siembra de Nombres Espirituales
De 20 a 22 hs: Temazcal Otomí.

Temarios:

Tonalamatl

Temario
• Saludo y permiso de los rumbos y energías presentes.
• Presentación, objetivos y compromisos.
• El calendario mexicano.
• Correlación calendárica.
• Años Solares (Ciclos Solares).
• Las 20 trecenas del calendario Ritual (TONALPOHUALLI).
• Las 18 veintenas del Calendario Solar (XIUHPOHUALLI).
• Nemontemi.
• Glifos y energías de los días.
• Numerales.
• Atributos de los días:
o Los 13 señores diurnos y sus volátiles (Tonaltecuhtin).
o Los 9 señores de la noche (Yohualtecuhtin).
• Calculo de la energía natal. Uso de tablas.
• Llenado de matriz energética.
• Interpretación.
o Energías regentes.
o Energías sutiles.
o Nombre ritual.
• Ejercicios. Calculo de Tonalamatl personal y familiares.
• Breve explicación de Códice Borbónico (Amoxtli Huitzilopochtli) y Códice Tonalamatl (Amoxtli Tonalamatl).
• Conclusiones.
Curso teórico, presentación de diapositivas, material didáctico, hojas, lápiz.
Fecha y hora de nacimiento, la propia y de una o dos personas más.
Cinta roja para la frente.

Kinam

Temario
• Saludo y permiso de los rumbos y energías presentes.
• Presentación, objetivos y compromisos.
• Técnicas de kinam
• El Tonal y el Nagual.
• Ejercicios para desarrollar el Tonal y el Nagual por medio del Tonalpohualli y Xiuhpohualli.
• Centros energéticos (kuekueyos)
• Activación de kuekuellos.
• Meditación pasiva-activa (Teomanitl)
• Auto sanación energética. La disposición de las energías en el cuerpo.
• Tonos y vibraciones en las 13 articulaciones mayores.
• Sonidos y vibraciones. Cantos medicina.
• Conclusión.
Curso teórico práctico, presentación de diapositivas, ejercicios físicos, trabajo en parejas, ropa cómoda o deportiva, hojas, lápiz.
Preferentemente ropa blanca.
Cinta roja para la frente.

La Siembra de Nombre
La siembra de nombre es una ceremonia ancestral en la que se presenta ante Tonantzin Tlali, La Madre Tierra, los rumbos y las energías presentes a una persona con su nombre místico, haciendo un compromiso primero consigo mismo y después con los elementos, las energías, la Madre Tierra, el Padre Sol y con las culturas ancestrales a expandir el conocimiento del Mexhicayotl y el Toltecayotl, de llevar el Huehuetlatolli, el mensaje de los Abuelos a todos los lugares donde se quiera escuchar y a estar en un compromiso día a día, por ser un Guerrero Tolteca, llevando los 4 acuerdos como base de su vida.

POR CITA CONCERTADA PREVIAMENTE: AMARRE DE TILMA Y HUIPIL (Ceremonia matrimonial según el rito ancestral Tolteca)

Sobre Gerardo Alcantara :
Inmerso en el estudio de las culturas del antiguo Anahuac desde hace casi 20 años, ha recorrido el territorio Mexicano de norte a sur, desde los Wirrádicas (Huicholes) hasta los Mayas, recopilando además de la historia escrita, el conocimiento de sus pobladores, la palabra guardada de generación en generación. Preparándose en el Chamanismo y Nahualismo, en las culturas Mexhica y Tolteca. Lleva ya varios años compartiendo la sabiduría y la medicina que heredaron los abuelos, colaborando en varios Temazcales medicinales y dando cursos de Tonalamatl (estudio del libro de las energías), Cosmovisión Mexhica, Cosmovisión Tolteca–Atlante, Kinam (Armonización energética del cuerpo), Iniciación del Guerrero Tolteca (4 acuerdos y la Totalidad del Ser) y sembrando temazcales y realizando amarres de tilma y huipil, además de siembras de nombres.
A la fecha colabora principalmente en Temazcal Colibrí (Tepozotlan, México), Centros Luz Spa Espiritual (Taxco Guerrero) y Calpulli Altepetl Tultepec (Estado de México).
Es co-fundador del Calmecac Atecocollin, donde se introduce al nahualismo en sitios ancestrales y lugares naturales donde dirige Trabajos de Montaña, mismo que inicio en Marzo de este año, y es “Abuelo” de “Casa del Cóndor”

ARANCELES:

Taller de Kinam (Yoga Tolteca): $ 900

Taller de Tonalamatl (Calendario Tolteca) : $ 600

En olos talleres se entregará Apuntes y Diploma.

Inscripciones: cierran el 3 de agosto (con el 50 % del total)
Nuevo Banco de Santa Fe

Cuenta Ahorros Nº 000078465605 (Sra Cristina Magno)

Transferencia electrónica:

CBU: 3300000620000784656051

DNI 14.357.476

(notificar por mail cristinagmagno@gmail.com y a casadelcondorlatinoamerica@gmail.com junto con sus datos personales, el número de depósito y monto depositado).

Informes e inscripciòn: casadelcondorlatinoamerica@gmail.com

 

 

Anteriores Entradas antiguas

Facebook de Gustavo Fernández

A %d blogueros les gusta esto: