La consigna de los Abuelos supo ser “¡Que el Conocimiento se expanda!” y hoy –aunque el Camino es largo y continúa- nos alegra el corazón del deber cumplido. Con la presencia del querido hermano, amigo y maestro Ollinkauit (Gerardo Alcántara) de México, la organización de “Casa del Cóndor” y la entusiasta y comprometida asistencia de una treintena de hermanas y hermanos, finalizaron los cinco días intensísimos jalonados por esta actividad. Tres ceremonias de Temazcal (uno de ellos, Guerrero), una conferencia de apertura en el Cine Teatro “Enrique Muiño” de Capilla del Monte (gracias a la actitud proactiva de la Secretaría de Cultura de esa localidad y el trabajo y presencia entusiasta del querido Fernando Diz, Secretario de Prensa de la misma), en la cual “Casa del Cóndor” reuniò donativos voluntarios de alimentos no perecederos para una institución escolar local, continuando por intensos trabajos grupales e individuales (Senda del Guerrero, Taller de Nagualismo o Búsqueda del Animal de Poder, Taller de Cuatro Acuerdos Toltecas, entrevistas personales con Ollinkauit para análisis del Tonalamatl –o Calendario Tolteca de energías natales- ) y, orlando todo ello, abierta y fraternal camaradería, sincera desde el fondo de los corazones presentes.

Los responsables de Casa del Cóndor estamos eternamente en deuda con Ollinkauit, con las autoridades de Capilla del Monte y muy especialmente con todos esos espíritus que nos acompañaron y nutrieron en jornadas inolvidables. Ya esta Hermandad espontáneamente creada se encuentra planeando nuevos momentos compartidos, Casa del Cóndor continuando su trabajo (en Capilla del Monte con Temazcales mensuales; por el mundo, llevando esta Medicina Ancestral) y el dulce calorcito en el alma de seguir sumando voluntades.

Y un final de nota que es en realidad un principio: como ya sabemos que nada es casual y el Universo conspira, una sucesiòn de hechos nos permitiò reconocer (en el pleno sentido de “volver a conocer”) un verdadero “Foco Tonal” ancestral, ahí, muy, muy cerca de donde pasean tantos turistas. Escribiremos pronto extensamente sobre el particular; baste decir ahora y aquí que a una agenda tan intensa de actividades se sumó el primero de los trabajos de reapertura de ese Foco de energías –tarea de cuya dimensión no estamos seguros hayamos tomado plena consciencia- y que fue un verdadero acto de servicio para quienes vengan después. Verdadera espiritualidad y nagualismo en acciòn.

Anuncios