Fuego y temazcalÉste ha sido un año de enorme actividad para quien suscribe y “Casa del Cóndor”. La Formaciòn de Guías de Temazcal en México fue seguida por otras dos formaciones en Chile y, ahora, acabamos de finalizar la últimas del año, esta vez en Capilla del Monte, provincia de Córdoba, Argentina. La número 17, en todos los casos hermanados en la alegría y el calor de esos corazones entregados a la Medicina Ancestral, ratificándonos con su compromiso que estamos en el camino correcto. Tras ello, otro Retiro, esta vez, introductorio a técnicas chamánicas. Es difícil expresar en palabras la satisfacciòn que todo ello significa, pues refrenda la certeza no solamente que existe un enorme espectro de hermanos y hermanas ansiosos de acceder a los instrumentos de la Sabiduría Ancestral, sino también que la estructura y organizaciòn de la transmisiòn de ese Conocimiento que hemos articulado, probado en Temazcaleroscada evento, bajo la premisa d elos Abuelos, “que el Conocimiento se expanda”, demuestra así su eficiencia y funcionalidad. Más de doscientos Guías de Temazcales en todo el mundo, más de cuarenta sólo este año, se convierten en el trampolín para que la recuperación e inserciòn internacional de esta Sabiduría deje de ser reservado a unos pocos, cubiertos con un velo de innecesario secretismo, para transformarse en una herramienta de Cambio y evoluciòn, tratada con igual respeto y amor, para las generaciones venideras. Y nuestro personal, eterno agradecimiento al imperecedero espíritu del Abuelo Tlakaélel, por abrirnos las puertas de este Sendero. E imperecederas también las palabras que perpetuó en la oraciòn que nos legó, con la consigna de llevarla por el planeta: “Gracias te doy, Gran Espíritu, por mis enemigos. Porque en ellos, templo mi espíritu, cultivo mi paciencia, y es a través de ellos que sé que estoy en el camino correcto, pues no los tiene, quien nada ha hecho en y de su vida. Ometeotl”. Por eso, gracias a esos pocos que gustan llamarse “enemigos” (olvidando que para bailar un tango se necesitan dos), por empoderarnos.

grupoA todos y todas, a cada uno y cada una, Tlazohcamate a sus corazones!

preparando los Rezosgrupo 2grupo 3

Anuncios