sabiduríaRescatar la Sabiduría Ancestral para modelar al Hombre y la Mujer del futuro. Ése es el Camino que nos hemos propuesto, no olvidando que somos seres humanos viviendo en el siglo XXI, y el verdadero Conocimiento debe evolucionar y adaptarse: lo que se esfuerce por no cambiar, lo que se digite como “la forma correcta de pensar” fundamentada sólo en la supuesta autoridad que alguien exige para sí mismo o para otros, es Dogma y Culto.
Me resulta tiernamente divertido escuchar en alguna ocasiòn alguna voz que diatriba contra nuestra manera de difundir el Conocimiento Ancestral porque la forma correcta, ya se sabe, es “su” manera, y destinatarios que no se preguntan si, en realidad, lo que molesta es que nuestro trabajo de difusiòn les arruina el negocio ya que a través del mundo mes a mes impulsamos a mucha gente a que deje de ser simples observadores pasivos y ejerzan activamente las Enseñanzas.
En fin, somos personas, ustedes y nosotros, que empleamos internet, smartphones, muchos asalariados, con tarjetas de crédito, moviéndonos en automóviles. No vivimos como los Ancestros porque no somos ellos, porque los siglos han pasado.Debemos conservar su Espíritu y sus enseñanzas; no simplemente disfrazarnos, hablar como Toro, el fiel compañero del Llanero Solitario y ejercer un autoritarismo ideológico (disfrazado de “respeto a los abuelos”) que sólo esconde nuestras propias inseguridades.O nuestra propia hipocresía.
Pero no me hago demasiadas ilusiones; es muy posible que los destinatarios de este comentario no hayan llegado hasta aquí porque, claro, son más de cuatro líneas para leer.

Anuncios