abuelitasLas piedras (llamadas “abuelitas”, porque los mexicas decían que “son el fruto más antiguo de la Madre Tierra -lo que pone de relevancia su comprensiòn de la Geología-) calentadas al fuego (al “Abuelo Fuego”, Huehueteotl el Anciano Fuego Creador, pero también Xiutekutli, el Fuego Transformador respetando el principio que todo es Dualidad) son elemento insustituible del proceso sanador del Temazcal. Porque al arrojarse sobre ellas esa infusiòn preparada con hierbas medicinales, el “atechinolli” (esencia curativa del vapor) que se desprende, lo absorbemos tanto por la respiraciòn como por ósmosis en la piel. Pero también, el cambio de temperatura brusco libera iones y metales vaporizados de las mismas rocas, que también absorbemos. Sí, hay “magia” en ellas. Pero también, ciencia.

Anuncios