Seguir creciendo, seguir aprendiendo, seguir sembrando Temazcales, seguir haciendo Camino…

El grupo antes de un temazcalEste artículo quizás sea solamente una excusa para agradecer. Agradecer a la gente maravillosa que nos permitiò sentirnos vivos, útiles, proactivos. La invitaciòn de las amigas Ximena Nohemí y María Alejandra Luna Bustamante, de Talca, en Chile, para formar Guías de Temazcales en el hermano país significó no solamente la maravillosa oportunidad de continuar difundiendo el saber Tolteca – Mexika, sino también de expandir la presencia del Kalpulli y Temazcal “Casa del Cóndor” pero, sobre todo eso, enriquecer y fortalecer la hermandad entre Siguiendo con seriedad la formaciònquienes, encontránsdonos en un espacio común de Sabiduría Ancestral, nos re-encontramos en la atemporalidad del ser-siendo espiritual.

Trabajando con el inipiTres días de convivencia muy intensa, realizando no sólo la formaciòn teórica de l.os inminentes Guías sino, a través del “tekio” o trabajuo como ofrenda, conectando con la esencia misma del Saber de los Abuelos. Allí, en la concentraciòn compartida de la preparaciòn de los “Rezos” para elevar a la Naturaleza nuestras intenciones, el cuidadoso proceso de preparaciòn del Fuego y las Abuelitas, los tres temazcales, intensos, fuertes (como corresponde), donde a través de meditaciones dirigidas, “kuikatl” (cantos) reflexionamos sobre las Etapas de Nuestra Vida, nbuestros centros energéticos, trabajando nuestras esencias cósmicas en los Cuatro Rumbos.

Y sé que para algunos fue todo un esfuerzo. vinieron del Norte y del Sur, del Valle del Elqui, de Puerto Montt, de Santiago, Limari, Rancagua y La Serena. Allí estuvieronNuestro "pantli", siempre presente participando quienes serán por y para siempre nuestros hermanos: Jofiel- Guillermo Castaño, Loreto Ramírez Carvallo, Pamela Sol Gaete,Marcelo Rivera, María Paz; Ivan Silva y Judith Seymour todos juntos, claro, a  Ximena y Alejandra. Y la alegría inefable de la apariciòn del hermano Roberto Armando Mori, del riñón mismo de “Cas adel Cóndor”, compañero de tantas andanzas quien “casualmente” andaba por Chile y se llegó, acompañado de la amiga Rosa, de Chillán, a nuestro primer temazcal.

Sé que aún cuando algunos ya habían realizado numerosos temazcales fue una experiencia intensa, exigente y exigida. No debe ser menos: sé y Preparando las abuelitasrespeto el compromiso y el esfuerzo aún a costa de todos los miedos (que para enfrentarlos está el Temazcal), enfrentar la propia Sombra, ser sometidos durante tres días a la exigencia dormativa de “Casa del Cóndor” que busca “nivelar hacia arriba”; cualquiera hace temazcales “suavecitos” para sentir “como que estamos haciendo Chamanismo”. Cualquiera hace creer (y se cree) que unos rituales más o menos complejos, un par de “íkaros” y una cinta en la cabeza nos hace “transmisores del conocimiento ancestral”. Todos sabemos, empero, que el Chamanismo en general, la Toltequidad en particular es una vía iniciática, y la Iniciaciòn no es para cualquiera porque, si así fuera, ¿qué sentido tendría?.

Practicando...Es tiempo de señalar que nuestra propuesta de recorrer caminos formando temazcaleros encuentra también la oposiciòn, en ocasiones respetuosa y sutil, en otras oportunidades, pedante, soberbia, verbalmente insidiosa, de “expertos” que cuestionan estas Formaciones planificadas y organizadas metdológicamente. Invocan, en su defensa, infusas “enseñanzas ancestrales” donde, claro, las cosas deben ser como ellos lo dicen. donde los interesados deberían ser sometidas a exigencias casi sacadas de un libro de Carlos Castaneda. Con respeto, “cada Algunas de las chicas del grupo dentro dle inipimaestrito con su librito”, y personalmente intuyo que en esas “exigencias2 en realidad se esconde el temor de perder su “quintita”, que aparezcan otros guías que les quiten el “espacio vital”, en ocasiones económico, en ocasiones ególatra, en que medran…

Y también, gracias a la gente del Centro Mizen de Terapias, de Santiago, a su propietario, Christian y a Gloria, que con tanta buena onda y voluntad prohijaron una conferencia y un Taller Introductorio en sus instalaciones durante nuestro paso por la capital chilena. La misma buena onda, la misma voluntad eterna de mi mujer, Mariela, omnipresente e infaltable colaboradora.

ExplicandoSea que formal e institucionalmente sean ahora “Palehui” (“hermanos mayores”) o por ahora “Mazahual” (“hermanos menores”), estos hermanos y hermanas chilenos demostraron que más que nunca somos eternos deudores de todos ustedes. Porque como dijera alguien alguna Analizando el huevo tras una "limpia"vez,  sin ustedes allí, nosotros aquí, ¿para qué?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Facebook de Gustavo Fernández

A %d blogueros les gusta esto: