logo

Esta técnica, relativamente sencilla de ejecutar, tiene como objetivo liberar el campo áurico del sujeto de impregnaciones densas e inarmónicas, yaea provenientes de otros campos áuricos así como aumentar la protección del mismo ante perturbaciones y agresiones psíquicas, energéticas, astrales o espirituales -nunca insistiremos lo suficiente en la necesidad de no confundir estos términos malinterpretándolos como sinónimos- concientemente provocadas por terceros.
Básicamente, se trata de realizar alrededor del sujeto un círculo de alcohol en el suelo -maniobra que debe ser ejecutada desde el intrior del mismo, dando la espalda al individuo y en sentido antihorario- tras lo cual se sale del mismo -es decir, en su interior queda sólo la persona que se quiere “liberar”- y se enciende, pronunciando en ese acto una frase, en náhuatl, que se enseña sólo a los miembros de kalpulli pues es parte de las enseñanzas iniciáticas que toda hermandad de este tipo propone. Se deja consumir por sí mismo el fuego y la maniobra se repite dos veces más.
fuego2
fuego3

Es importante observar el comportamiento de las volutas de fuego; generalmente, cuando ascienden de forma localizada y con cierta violencia en forma espiral, esto indica que está “desprendiendo” alguna incrustación negativa.
Ometeotl In’lakesh!
Gustavo Fernández
Anuncios